Entre   |  Regístrese

Vogelfrei el blog de Ana Uhía


Tamaño de texto: A | A | A

5 de enero, 2015

Insomnio

 

 

Soy una niña cadáver en un nicho que es mi cama, el aliento putrefacto de un siglo que no ha hecho más que comenzar; soy las tres de la mañana, las cuatro de la mañana, las cinco… ¿Qué he hecho que mi conciencia me persigue y ya no soy más que un nadie diluyéndose en un insomnio que no juraré nunca mío? ¿A quién pertenecen mis noches, sino a los libros que jamás escribiré por la cobardía de ver hechas tinta todas mis sentencias de muerte? Y he escrito muerte aunque se diga soledad porque estas horas están llenas de pensamientos ahorcados estrangulándose en el silencio, de vestidos de funeral y grietas en los zapatos, de miedos monologados, de hormigas, de licores, de palabras de odio, de palabras de rabia, horas llenas de los ojos de mi madre que hoy  tan solo recuerdo muertos. Y esta vez escribo muerte porque se dice muerte. Esta vez escribo. O vomito, si se prefiere. 

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

Un placer leerte

El placer es mío por ser leída

ISSN: 2173-4186 © 2020 fronterad. Todos los derechos reservados.

.